Projects Frontend Portlet

  • FINALISTA 2018

Mejora integral de los espacios libres de Les Courtillières

Pantin (Francia), 2018

Los espacios libres del polígono residencial de Les Courtillières, que, como los de tantos otros desarrollos del urbanismo moderno, habían caído en la exclusión social, la segregación socioespacial y la falta de mantenimiento, se someten a una intervención de mejora integral.

Estado anterior

A tres kilómetros al noreste de París, el polígono de Les Courtillières, en la comuna de Pantin, fue proyectado y construido por el arquitecto Emile Aillaud entre los años 1955 y 1965. Diseñado como una ciudad parque, el conjunto de más de 2.000 unidades de residencia se convirtió en la referencia más emblemática de las operaciones de polígonos residenciales a gran escala que llevó a cabo el gobierno francés durante el período de la postguerra conocido en Europa como el de los «Treinta Gloriosos», caracterizado por el gran crecimiento económico y la consolidación del estado del bienestar. Les Courtillières fue uno de los grandes gestos de la región parisina en su carrera hacia la modernidad y, al mismo tiempo, la forma ondulada del bloque, la «Serpentin», que, con sus 1.000 metros de longitud, rodea el parque central y ha quedado como una solución singular destinada a vivienda colectiva en su época. Junto con las torres «Trípode» —tipología para las construcciones en altura de Le Corbusier—, prefiguró un urbanismo rico y variado en la creación de ambientes. Pero, tal y como ha sucedido en otros polígonos de su tiempo, las condiciones urbanas y sociales de Les Courtillières decayeron a partir de la década de los ochenta, afectadas por la falta de puestos de trabajo, el aislamiento y la exclusión del polígono, acompañados por la degradación de los edificios y de su espacio público.

Objeto de la intervención

En 2001, Les Courtillières fue incluido entre los distritos que eran prioridad de las políticas urbanas gubernamentales y el municipio de Pantin inició un ambicioso proyecto de desarrollo que combinaba rehabilitación residencial, reconstrucción, diversificación social, infraestructuras y mejora de los espacios públicos. El despacho AUC ganó el concurso en verano de 2002 y durante 15 años ha estado llevando a cabo una transformación que ha combinado una reestructuración urbana a gran escala con unas actuaciones más difundidas y delicadas, cercanas a la vida cotidiana de los habitantes y con el ánimo de encontrar localizaciones nuevas para los lugares de encuentro, para la interacción social. En definitiva, unos usos más intensivos del espacio público. La base de la intervención quería abrir y reposicionar Les Courtillières en su entorno intermunicipal, al tiempo que llevar a cabo un trabajo de lectura cuidadosa con los espacios, los usos y las prácticas, así como su potencial de cambio, en comunión con los conceptos desarrollados inicialmente por el arquitecto Emile Aillaud. Para hacer bien las cosas con el vecindario, el planteamiento general del proyecto quiso incluir el máximo de externalidades positivas para traducirlas en formas alternativas de revitalización urbana y social.

Descripción

La intervención sobre el espacio público se organizó en doce secuencias que se fueron implementando paulatinamente, como el parque infantil de Fonds d’Eaubone (2007), el parque deportivo (2012), la avenida de Courtillières (2017), etc. La hoy llamada plaza François Mitterrand (2009-2013) es el elemento principal del nuevo desarrollo del distrito. Situada en la antigua plaza del mercado, su gran superficie mineral rectangular donde dan dos nuevos equipamientos públicos enmarca la geometría del proyecto de renovación en el corazón del distrito y articula los componentes diversos: el parque y el edificio de la «Serpentin», los bloques de pisos del sector renovado, la avenida que conecta los diferentes distritos y el área donde se encuentran las torres «Trípode». El aspecto poético del trabajo de Emile Aillaud está en la base de la nueva aproximación en términos arquitectónicos, con sus formas, motivos y colores. Se ha procurado que los materiales y su vocabulario fueran simples y sostenibles mediante la combinación de superficies naturales y minerales, el uso de hormigón texturado coloreado, el suelo estabilizado y pavimentado con bloques porosos y césped, la creación de motivos inspirados en criaturas marinas para el tratamiento de pavimentos en piedra azul, el emplazamiento de árboles, bien alineados o bien dispersos, y vegetación por todas partes. Todo ello contribuye a crear un paisaje juguetón que expande el ambiente natural del parque central en todo el barrio. El mobiliario urbano también participa activamente en la nueva calificación del espacio público con un lenguaje común y fresco, como la «Goutte», un pequeño asiento en forma de gota de agua de hormigón impermeable que, colocado con disparidad de orientaciones, número y colores, va caracterizando la diversidad de espacios del polígono. Un asiento colectivo, el «Banc étoile», es una forma de estrella extrovertida, que se estira en diferentes direcciones e introduce una triangulación en la tarea de renovación del espacio público.

Valoración

Desde el momento del concurso, en 2002, el proyecto de Les Courtillières estuvo sometido a un proceso de participación en que residentes locales y otras partes interesadas se asociaron para intervenir en su formulación y desarrollo. En el período que ha durado su implementación, el proyecto se ha ido abriendo a nuevos campos de investigación y de diseño para realzar la diversidad espacial del barrio. El sentimiento que presidió fue hallar una buena alternativa a las formas de actuación tan repetidas en Francia y en otros lugares cuando se interviene en renovación de vivienda social, para no caer en los mismos procesos comunes que a menudo conducen a la banalización. En este sentido, no se ha querido caer en la demolición ni en políticas que respaldan empezar desde cero a partir de imágenes preconcebidas, sino que, al contrario, se ha avanzado hacia una comprensión profunda para poder reinterpretar las cualidades latentes y subyacentes a los espacios del polígono. Un cambio de modelo que ha necesitado más de quince años y que, a su vez, ha llevado a los habitantes de Les Courtillières a nuevos descubrimientos en la tarea cotidiana de percibir, experimentar y usar su espacio público.

Teresa Navas


[Última actualización: 11/12/2019]

Ficha técnica

CIUDAD: Pantin
PAÍS: Francia
INICIO DEL PROYECTO: 2005
INICIO DE LAS OBRAS: 2007
FINAL DE LAS OBRAS: 2020
DIRECCIÓN DE OBRA: Caroline Poulin
CONSTRUCTORA: Colas, La Moderne, Idverde, Derichebourg, Ingénia, Eiffage, SN Falleau
SUPERFICIE: 50.000 m²
COSTE: 9.000.000 €

Créditos

PROMOTOR:
Ville de Pantin

AUTORES:
l'AUC

COLABORADORES:
TAKTYK, BATT, Cassandre Montoriol

Documentos relacionados