multimedia-frontend Portlet

24 noviembre 2015

«La democracia es el espacio público en su expresión más rica»

Entrevista con Guy Standing.

 

 

El economista impulsor del término «precariado» expone su visión del espacio público a través de los comunes, elementos que encuentra básicos en la vida urbana y en la supervivencia del «precariado». Además, reflexiona sobre la nocividad de la invasión del mercado en el espacio público y, en resumen, en la democracia. Por último, Standing revela que su espacio público preferido es un anfiteatro de la antigua Grecia, que considera la cuna de la democracia.

Espacios compartidos grabó esta conversación con Guy Standing en noviembre de 2015, cuando visitó el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) para hacer la conferencia «¿Una carta de derechos para el precariado del siglo XXI?», El 10 de noviembre . El acto fue la sesión de clausura de la X Edición del Curso sobre Derechos Sociales del observatorio DESC.

El economista británico, profesor en la Universidad de Londres, liga del espacio público a dos ideas: Por un lado, la tradicional ágora griega, punto de encuentro, deliberación y deber cívico; por otro lado, los comunes. Para Standing, «a lo largo de la historia siempre ha habido una demanda de comunes, de riqueza pública». Así, considera el espacio público como común, y afirma que «si no tienes comunes, espacios públicos ricos, pierdes parte de tu humanidad». Así, los comunes - tanto desde el punto de vista más originario, el de recursos económicos, como desde el punto de vista social: salud pública, bibliotecas, servicios ... - son espacios en sí, unidades básicas de lucha política, necesarias para la supervivencia de colectivos como el precariado.

Por otra parte, Standing advierte de la tensión que siempre ha habido entre ágora y mercado, acentuada en los últimos años de la hegemonía neoliberal en la economía: «El espacio de los comunes se ha encogido a medida que el mercado ha entrado» y lo ejemplifica con el mercado de Estambul, donde ha habido un proceso de privatización que «ha agrandado el tamaño del precariado, porque de ser un comerciante independiente [...] parte de una pequeña comunidad, pasas a una comercialización y toda esta gente desaparece». Standing argumenta que todo esto forma parte de lo que en política económica se denomina la paradoja de Lauderdale: «A medida que el mercado crece, la riqueza privada aumenta, pero la pública disminuye» y también explica que «Cuando permites que los mercados sean demasiado dominantes, la desigualdad crece y la inseguridad de la gente que tiene que sobrevivir de los comunes, también».

Standing viaja hasta el sur de Italia para hablar de su sitio preferido. Se encuentra en las ruinas de la antigua colonia griega de Paestum, de donde destaca la gran preservación arquitectónica. El lugar, es, tal y como lo define el economista «Un agujero, que tiene varios escalones de tierra [...] y cuando la ciudad estaba viva [...] hay reunían quinientas personas para debatir en ella la política». Standing siente una especial afección por este lugar porque «es la cuna de la democracia deliberativa, que es el espacio público en su expresión más rica»

Guillem Pujadas Jané
 

También te puede interesar