Projects Frontend Portlet

  • FINALISTA 2014

Apertura del frente fluvial de la Ribeira das Naus

Lisboa (Portugal), 2013

El muelle degradado, residual y peligroso donde había habido un histórico astillero se convierte en un paseo peatonal asomado al río Tajo y bien conectado a la céntrica Praça do Comércio.

Estado anterior

A principios del siglo XVI, el rey Manuel I de Portugal quiso acercar su corte al puerto de Lisboa, centro de la actividad comercial e industrial de un imperio marítimo que se extendía por los continentes asiático, africano y americano. Por este motivo, decidió abandonar el castillo de San Jorge, situado en la cima del cerro de la Alfama, y erigir en la orilla norte del Tajo el palacio de Ribeira. La nueva residencia real estaba flanqueada por dos espacios abiertos de primer orden e igualmente asomados al río. Uno de ellos, situado en el lado oriental del palacio, era la Praça do Comércio —conocida popularmente como el Terreiro do Paço (plaza del Palacio)—, insigne puerta por donde los embajadores y monarcas extranjeros hacían su entrada en la ciudad. El otro, aguas abajo, era la Ribeira das Naus, un astillero que concentraba el trasiego de mercaderes y aduaneros y donde durante siglos se construyeron las naves de la flota portuguesa.

El palacio de Ribeira desaparecería durante el devastador terremoto de 1755, pero tanto la Praça do Comércio como la Ribeira das Naus sobrevivirían hasta hoy. La primera, elemento primordial de la reconstrucción ilustrada emprendida por el marqués de Pombal, constituye todavía el centro neurálgico y representativo de la ciudad. La segunda, activa como infraestructura naval hasta entrado el siglo XX, iría sufriendo varias transformaciones a lo largo del tiempo. El perfil dentado del frente fluvial, caracterizado por los entrantes y salientes de los viejos muelles, se fue alisando con sucesivos rellenos de tierra. Más adelante, la aparición de una vía rápida de cuatro carriles dividió los terrenos de la Ribeira das Naus en dos partes. En el lado septentrional, quedó una zona militar, propiedad de la Marina y recintada por una valla. La franja ribereña se convirtió en una zona degradada e, incluso, considerada como peligrosa. Durante décadas, esta marginalidad contrastó con la belleza de las vistas sobre el Tajo y con la conectividad estratégica del lugar. En efecto, el tramo de orilla ofrecía a los peatones un enlace directo entre la Praça do Comércio y la plaza del Duque de Terceira, seiscientos metros hacia el oeste, donde se encuentra la estación de Cais do Sodré, que interconecta líneas de ferrocarril, metro, tranvía, autobús y ferry.

Objeto de la intervención

En 1990, una prospección arqueológica descubrió dos importantes vestigios de los antiguos astilleros. Uno de ellos, en el lado de levante, era el muelle de la Caldeirinha, donde había podido atracar un buen número de buques. El otro, que siguió siendo excavado en 2002, era un dique seco para la construcción de embarcaciones de gran eslora. El hallazgo fue decisivo para tomar conciencia de la relevancia histórica del lugar y de la necesidad de rescatarlo de la marginalidad y el olvido. En 2009, el Ayuntamiento decidió destinar casi cuatro millones de euros a una intervención paisajística que hiciera evidentes los restos arqueológicos, aún parcialmente enterrados, y los integrara en un paseo de ribera renovado. Era necesario que el nuevo espacio público sacara partido de dos grandes potencialidades. En el sentido longitudinal, debía funcionar como un lugar de paso que enlazara la Praça do Comércio y la plaza del Duque de Terceira. En el transversal, debía constituir un lugar atractivo que fortaleciera la relación de Lisboa con el río y con su propio pasado.

Descripción

La primera fase de la intervención consistió en la apertura de la avenida Ribeira das Naus, un paseo ribereño que ofrece a ciclistas y peatones la posibilidad de moverse entre la estación de Cais do Sodré y la Praça do Comércio. En el lado septentrional del paseo hay una vía asfaltada para la circulación lenta de vehículos. Una hilera de árboles que sigue el sentido longitudinal del recorrido la separa del paseo peatonal, pavimentado con losas de diabasa. A partir de un cierto momento, este pavimento se pliega formando una grada que desciende hasta el nivel del agua. El conjunto parece una playa asomada a mediodía y al tráfico de barcos que navegan por el Tajo. En el extremo occidental de la grada hay un muelle que permite embarcar y desembarcar a pasajeros.

Valoración

En una segunda fase todavía pendiente de ejecución, está previsto que se termine de desenterrar el muelle de la Caldeirinha, que queda en la parte interior de la vía de tráfico rodado. También se recuperará el dique seco de los antiguos astilleros, que ya está parcialmente a la vista. Ambos vestigios se integrarán en una zona verde que acogerá un centro de interpretación del desaparecido palacio de Ribeira y que rescatará del olvido un fragmento fundamental de la memoria de Lisboa. Mientras tanto, el paseo fluvial de la Ribeira das Naus es ya un espacio central que ha recuperado la dignidad perdida y que reconcilia a la ciudad con su río.

David Bravo
Traducción de Maria Llopis

[Última actualización: 18/06/2018]

Ficha técnica

CIUDAD: Lisboa
PAÍS: Portugal
INICIO DEL PROYECTO: 2009
INICIO DE LAS OBRAS: 2012
FINAL DE LAS OBRAS: 2013
DIRECCIÓN DE OBRA: Parque EXPO 98, S.A.
CONSTRUCTORA: SETH - Sociedade de Empreitadas e Trabalhos Hidráulicos, S.A.
SUPERFICIE: 18.370 m²
COSTE: 3.800.000 €
WEB: http://www.proap.pt/project/ribeira-das-naus-riverfront-public-space/

Créditos

PROMOTOR:
Sociedade Frente Tejo, S.A. (extinta) / Câmara Municipal de Lisboa

AUTORES:
João Ferreira Nunes PROAP Estudos e Projectos de Arquitectura Paisagista Lda., Carlos Ribas PROAP Estudos e Projectos de Arquitectura Paisagista Lda., João Gomes da Silva Global Arquitectura Paisagista Lda.

COLABORADORES:
Iñaki Zoilo, Ana Marques, Miguel Domingues, Miguel Coelho de Sousa, Magda Gonçalves, Mafalda Silva, Helena Palma, Bernardo Faria, Nuno Jacinto, Sílvia Basílio, Andrea Battocchi, Ana Margarida Henriques, Filipa Serra, Leonor Cardoso, Pedro Gusmão, Armando Ferreira.

Documentos relacionados