X
Este sitio web utiliza cookies de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Imagen previa a la intervención. En el casco antiguo de Salbke abundan los comercios y las viviendas desocupados y su paisaje postindustrial está poblado de fábricas abandonadas y solares yermos.  © Anja Schlamann

ANTES

Imágenes  (16)

DESPUÉS
 

descripción

estado anterior

Como tantos otros suburbios de la Alemania Oriental, el distrito de Salbke, al sudeste de Magdeburgo, está inmerso en una profunda decadencia física y social. El paro es elevado y los equipamientos públicos son escasos. En el casco antiguo abundan los comercios cerrados y las viviendas desocupadas y su paisaje postindustrial está poblado de fábricas abandonadas y solares yermos. Uno de ellos era el solar triangular definido por la intersección de la calle mayor con la de Blumenbergers, que quedó vacío con el derribo de la antigua biblioteca del distrito.

objeto de la intervención

En 2005, este contexto constituyó el punto de partida de un experimento urbanístico denominado “Ciudad en pruebas” y orientado al refuerzo de las redes sociales de Salbke. El local abandonado de una tienda adyacente al solar de la antigua biblioteca sirvió como espacio para organizar una colecta de libros y para reunir a los residentes en un proceso participativo cercano y abierto. Con el asesoramiento de un equipo de profesionales, se consensuó un programa de necesidades y se elaboraron varios diseños para construir una biblioteca al aire libre en el propio solar. Se reunieron cerca de veinte mil volúmenes y, con más de mil cajas de cerveza, se levantó sobre el emplazamiento definitivo una maqueta a escala 1:1 de la propuesta mejor valorada por los vecinos. Durante dos días, la construcción temporal acogió un pequeño festival de lectura y poesía.

descripción

El éxito de la iniciativa sirvió para lograr del Gobierno Federal los fondos necesarios para construir el equipamiento, que fue inaugurado en 2009. Las piezas prefabricadas de un edificio de los años sesenta recién derribado fueron recicladas para revestir las fachadas del nuevo edificio. Un muro espeso que contiene las estanterías para los libros abriga un espacio verde donde se puede leer al aire libre y culmina en un cuerpo más alto que contiene una cafetería y un escenario en el que se interpretan obras de teatro de la escuela primaria, lecturas públicas y conciertos de bandas jóvenes.

Abierto al público las veinticuatro horas del día, el equipamiento está autogestionado por los propios residentes que, sin registro ni control, retiran y devuelven los libros libremente. Pese a haber sufrido ya algún acto vandálico que da fe de la dureza del entorno, la joven biblioteca funciona a pleno rendimiento.

valoración

La exitosa experiencia desmiente el escepticismo que a menudo planea sobre la compatibilidad entre los procesos participativos y el ejercicio de una buena arquitectura. Lejos de ser gentrificado, el contexto urbano de Salbke gana valor añadido con la presencia de este edificio, que se apodera sabiamente de un espacio intersticial y degradado para ordenarlo y significarlo. Sin renunciar al uso de un lenguaje contemporáneo, sus fachadas simpatizan con el imaginario colectivo porque recuperan las piezas prefabricadas de un edificio emblemático desaparecido. Con recursos limitados, los vecinos han hecho realidad un edificio innovador en la forma y en la función y que, gracias a su implicación, se adapta con precisión a sus demandas.

Aparte de abaratar la construcción y de evitar el consumo energético de la climatización, la ausencia de cubierta y de cerramientos supone la aparición de una forma cercana y responsable de usar un equipamiento público. La participación ciudadana, que refuerza el tejido social, no termina con la concepción del edificio, ya que, una vez se han ido los profesionales que les asesoraban, los vecinos han tomado el control de su gestión. El resultado representa las posibilidades de éxito de una sociedad civil capaz de emanciparse de la protección vertical del Estado cuando no llega a cubrir satisfactoriamente sus necesidades.

David Bravo
Traducción de Maria Llopis

Comenta y vota la obra

Votaciones
Valor promedio: 4.0 / Votos: 80
 
Comentarios
Insertaremos tu valoración en la web lo antes posible. Para evitar abusos tu comentario será revisado por un moderador. Gracias por tu participación.
Escribe tu comentario »
Por favor, escribe el texto que se muestra en la imagen:
  • Felipe Ruiz
    Enviado Miércoles, 10 de Noviembre, 2010
    Interesante, una buena intervención y restauración de la esquina. Además creo que el programa se ve acorde y coherente con las ideas con que fue desarrollado.
    Genial.
  • oihane
    Enviado Lunes, 26 de Septiembre, 2011
    Felicidades a autores y vecindario.
    Un proyecto interesante. Sobre todo me ha interesado la prueba a escala 1:1 realizada con las cajas de cerveza, como prueba y planteamiento de un uso temporal. Es un buen ejemplo para probar usos antes de gastar miles de euros sin garantías de que sirva a las necesidades de la ciudadanía.

    Me he confundido a la hora de votar y he votado 2 cuando quería votar 5… se puede rectificar?
  • harichha raja
    Enviado Sábado, 6 de Diciembre, 2014
    a highly impressive initiative taken by the residents of this neighborhood.
    use of materials from old building has added an artistic value to the facade of the library. overall, a good project to look at... :)
La fachada norte de la biblioteca.  © Anja Schlamann

ficha técnica

CIUDAD: Magdeburg (230.052 habitantes)

PAÍS: Alemania

INICIO DEL PROYECTO: 2005

INICIO DE LAS OBRAS: 2008

FINAL DE LAS OBRAS: 2009

SUPERFICIE TOTAL: 488 m2

COSTE TOTAL: 325.000 €

créditos

PROMOTOR:

City of Magdeburg Department of Building and Construction, Bürgerverein Salbke-Fermersleben-Westerhüsen e.V.

AUTORES:

KARO* with Architektur+Netzwerk

COLABORADORES:

Christian Burckhardt, Gregor Schneider, Mandy Neuenfeld