X
Este sitio web utiliza cookies de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imágenes  (12)

 

descripción

estado anterior

El río Besòs es uno de los elementos territoriales que configuran el Área Metropolitana de Barcelona. Se trata de un río profundamente alterado por la acción humana y cuya cuenca soporta una población de más de dos millones de habitantes. La práctica totalidad de su agua procede del trasvase desde otras cuencas hidrográficas, y en su curso bajo se destina primordialmente al uso industrial y urbano. El último tramo del río se canalizó en 1962, tras una inundación catastrófica que significó a posteriori la construcción de un canal central de aguas bajas en un cauce de 130 m de anchura confinado entre dos muros de hormigón de 4 metros de altura. Desde entonces la marginalidad del lecho fluvial de este río deficitario necesitado de aportaciones externas y con un marcado carácter mediterráneo, que supone crecidas torrenciales y caudales escasos la mayor parte del año, no ha hecho más que avanzar de la mano de la urbanización de sus entornos y de la existencia de numerosos contactos sin resolver con la ciudad, en ambas orillas de su último tramo. Estos factores han hecho que el cauce fluvial se fuera reduciendo progresivamente con la consiguiente pérdida de capacidad hidráulica del río y el deterioro de su ecosistema, ya de por sí frágil y vulnerable.

objeto de la intervención

La situación de degradación ambiental y sus efectos negativos para la población, que instó repetidamente a las administraciones a buscar soluciones, desembocaron en 1995 en un acuerdo institucional entre diferentes municipios. Los ayuntamientos de Barcelona, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià de Besòs y Montcada i Reixac decidieron iniciar una serie de programas y acciones enmarcados en un proyecto unitario de actuación para la regeneración de la cuenca hidrográfica, dirigido por el Consorcio para la Defensa del Río Besòs.

El proyecto para la recuperación medioambiental del último tramo del río, integrado en este plan más amplio junto con una serie de intervenciones específicas para este tramo –9 km río arriba desde la desembocadura, incluida su zona de influencia–, pretendía no sólo la mejora de la calidad ambiental y paisajística y el incremento de la capacidad hidráulica del río, sino también una mejora integral del cauce y sus entornos que posibilitase el aprovechamiento para el ocio colectivo de ciertas zonas del cauce fluvial y favoreciese el reencuentro de los habitantes con el curso de agua. La concesión, en 1996, de ayudas económicas del Fondo de Infraestructuras para la Mejora del Medio Ambiente de los Fondos de Cohesión de la Unión Europea significó el impulso definitivo a la viabilidad económica del proyecto y el inicio de un proceso largo y complejo.

descripción

La primera fase del proyecto, ejecutada en su totalidad, abarcó una longitud de 6,2 km, desde la confluencia de un afluente –el río Ripoll– hasta el Pont del Molinet. La segunda fase, todavía pendiente de ejecución, comportará finalmente la recuperación y naturalización del ámbito de la desembocadura. La intervención llevada a cabo en la primera fase se ajustó diferenciadamente a las características específicas de cada una de las zonas del río, que se modelizó en diferentes subtramos. A grandes rasgos se definieron dos grandes áreas de actuación. Una en un primer tramo río arriba en un entorno poco urbanizado y la otra en un segundo tramo notablemente más urbano.

En el primer tramo, a fin de favorecer la recuperación ambiental del cauce, se optó por la naturalización del curso fluvial; se creó un canal central de aguas bajas sinuosas gracias al cual las aguas permanentes circulan en un lecho meandrificado que potencia la diversidad de hábitats fluviales y favorece la estabilidad del conjunto. Con objeto de recuperar el ecosistema fluvial, totalmente desaparecido en este ámbito, se configuraron 10 hectáreas de zonas húmedas en los márgenes laterales del lecho del río para el tratamiento terciario de las aguas residuales procedentes de la planta depuradora de Montcada, de manera que estas aguas pasasen a incorporarse al caudal principal después de este tratamiento natural que evita en buena parte los problemas de malos olores y minimiza la presencia de insectos.

En el segundo tramo, este tratamiento de las aguas se implantó igualmente en la margen derecha, inaccesible desde la orilla a causa del efecto barrera que supone la presencia de diferentes infraestructuras metropolitanas de acceso a la ciudad central, mientras que en la margen izquierda se crearon 13 hectáreas de prados verdes accesibles mediante la construcción de rampas adosadas tangencialmente al alto muro de hormigón existente. Estas rampas, de sección variable y creciente dimensionalmente hacia el cauce, favorecen la sensación de proximidad del lecho fluvial desde la cota superior urbana, donde, paralelamente al río, se construyó un nuevo paseo de ribera que integra los accesos al parque e inaugura una nueva relación entre la ciudad y el cauce fluvial, subrayada por las perforaciones que suponen las rampas en el muro de contención lateral. En la zona del parque, con objeto de mantener la lámina de agua en épocas de estiaje y aumentar al mismo tiempo su capacidad hidráulica, el canal central de aguas bajas se amplió de 20 a 50 metros y se instalaron 5 presas hinchables que se deshinchan automáticamente en caso de avenidas. Aparte de mejorar el aspecto del curso de agua, las presas representan la natural configuración de lagunas que favorecen la autodepuración del agua. El proyecto incorporó las medidas de control y alerta hidrológica necesarias para la rápida evacuación de los usuarios del parque en caso de crecidas y/o riesgo de inundación. Al mismo tiempo se instalaron diferentes dispositivos de señalización, aviso y prohibición explícita de determinadas actividades según el plan de usos y el plan de emergencia confeccionados previamente a raíz de la apertura al público del nuevo Parque Fluvial del Río Besòs.

valoración

Este proyecto, surgido de la preocupación ciudadana y muy participativo en sus fases previas, ha representado la colaboración entre diferentes administraciones locales y la puesta en práctica de soluciones ambientales e hidráulicas pioneras en su aplicación a los sistemas fluviales. Surgido después de numerosos estudios previos y pruebas piloto de carácter multidisciplinar que han representado un alto grado de cooperación entre diferentes ámbitos profesionales, ha conseguido la restauración de un elemento natural de interés territorial –cuyo estado tiene implicaciones para toda la región metropolitana– compatibilizando la actuación con la realización de un nuevo parque público que ha aproximado a los residentes locales a un río al que tradicionalmente habían dado la espalda y que se sitúa en vías de recuperación de sus hábitats naturales.

La mejora de las condiciones ambientales del agua y el incremento de la biodiversidad, condición necesaria para la revalorización del espacio fluvial, ha representado la mejora de las condiciones de vida de los habitantes de los barrios situados a ambos lados del río y la minimización del efecto barrera que éste supone, gracias a la mejora de la accesibilidad general de una zona que gana un entorno verde para el ocio y la socialización.

Mònica Oliveres i Guixer, arquitecta

Comenta y vota la obra

Votaciones
Valor promedio: 4.1 / Votos: 5
 
Comentarios
Insertaremos tu valoración en la web lo antes posible. Para evitar abusos tu comentario será revisado por un moderador. Gracias por tu participación.
Escribe tu comentario »
Por favor, escribe el texto que se muestra en la imagen:
La nueva accesibilidad al lecho fluvial después de la mejora medioambiental del río supone la recuperación de un espacio para el paseo y el ocio

ficha técnica

CIUDAD: Barcelona (1.487.060 habitantes)

PAÍS: España

INICIO DEL PROYECTO: 1996

INICIO DE LAS OBRAS: 1997

FINAL DE LAS OBRAS: 2000

SUPERFICIE TOTAL: 806.000 m2

COSTE TOTAL: 19.983.700 €

créditos

PROMOTOR:

Barcelona Regional

AUTORES:

Ferran Puig, Antoni Alarcón, Juan Carlos Montiel Díez